10 junio 2016

Pies de barro, de Terry Pratchett

Terminado de leer la décimo novena novela de la saga de Mundodisco del gran Terry Pratchett. Ya sabéis, Mundodisco, ese mundo plano que se halla a lomos de 4 elefantes que se encuentran en el caparazón de la gran tortuga A'tuin que viaja por el Universo.

Como se deja intuir por el titulo de la novela, esta va de golems. En Ankh-Morph están ocurriendo una serie de asesinatos y en ellos el principal sospechoso es un golem. Los dirigentes de los gremios están pensando en eliminar al patricio de la ciudad y colocar a un Rey como títere. La variopinta Guardia de la Ciudad esta desbordada, el comandante Vimes se ha tomado muy a pecho el hecho de que el Patricio esta siendo envenenado. El cabo Nobbs es escogido para ingresar en la nobleza de la ciudad y tiene todas las papeletas en convertirse en Rey.....

Cada vez que escribo sobre una novela de Mundodisco, pongo algunas frases que me han llegado al alma y esta vez no podia ser menos....

  • “Las suelas eran tan delgadas que podía leer la calle. Tanto que podía decir por la textura de los adoquines dónde estaba en una noche negra como ala de cuervo. Ah, bien...”
  • “Esto siempre ocurre en cualquier persecución policial en cualquier lugar. Un camión muy cargado siempre saldrá de un callejón lateral delante del perseguidor. Si no hay vehículos involucrados, entonces será un hombre con un perchero de prendas de vestir. O dos hombres con una gran plancha de vidrio. Probablemente hay alguna clase de sociedad secreta detrás de todo esto.”
  • “Después de unos pocos momentos de silencio la puerta se abrió, lentamente. Angua entró, ajustándose la ropa, y se sentó. Todos los Vigilantes en la habitación tomaron repentinamente un segundo curso de estudios avanzados de cerveza.”
  • “Está más allá de Las Sombras. Fácil... Fácil... Sí... Ahora recuerdo. Había una Sra. Fácil calle abajo. Mujer flaca. Hacía mucha costura. Familia grande. Bien, todos éramos familias grandes, era la única manera de conservarnos calientes...”
  • “—Hablando como el Presidente del Gremio de Abogados —dijo el Sr. Tendencioso, el zombi más respetado en Ankh-Morpork—, debo recomendar estabilidad en este tema. Me pregunto si puedo ofrecer un poco de consejo”
  • “Al final, la multitud alrededor de las tumbas se deshizo y se fue con la expresión sin propósito de las personas cuyo futuro inmediato contiene rollos de jamón.”
  • “Yo tuve ese problema cuando coloqué las unidades de cocina para la Sra. Colon —dijo el sargento—. Las instrucciones sobre cómo abrir la caja estaban dentro de la caja...”
  • “Este pequeño cerdito parecía el pequeño cerdito que mató a los perros, destripó al caballo y se comió al cazador.”
El próximo libro a leer, "El maestro del Prado" de Javier Sierra.

Publicar un comentario