23 noviembre 2012

Mi iPhone 5

Este lunes pasado recogí mi nuevo y maravilloso iPhone 5. Después de 2 semanas de una larga espera, me avisaron desde Apple que ya tenía mi tan ansiado dispositivo, si, ese oscuro objeto de deseo llamado iPhone5.
Pero no creáis que fue un capricho de un fanboy cualquiera de Apple, no, nada más lejos de la realidad :) 
El teléfono móvil de mi mujer se estropeo, y claro, no iba a comprar uno baratito con Android, no, no podía hacerle ese feo. Así que, con mucho dolor de corazón y pena, le pasé mi flamante iPhone 4S y yo, me resignaría y compraría el iPhone 5.

La primera sensación que tuve al tenerlo en mis manos, fue de que me habían engañado, que estaba vacío,  que solamente me habían dado la carcasa, de lo poco que pesa. No pesa nada y eso que el iPhone 4S, tampoco es que sea un peso pesado en estas lides. Otra cosa que me maravilló, es que es infinitamente más rápido que el 4S. Es muy rápido a la hora de abrir y ejecutar aplicaciones, sobre todo juegos :) Es delgado, si, es más fino que el 4S pero no es algo que te llame la atención, lo que llama la atención es la pantalla, esto ya son palabras mayores, tiene un "PEAZO PANTALLÓN QUE TIRA P'ATRAS".
¿Cosas malas? hasta ahora no le he encontrado ninguna, lo único que se le puede reprochar, es el nuevo conector lightning, que para aquellos que tenemos dispositivos Apple para parar un tren (iPod, iPad, iPhone) tenemos muchos cables con conectores de 29 pines que ya no sirven para este nuevo a no ser que se adquiera un adaptador de formatos. Los auriculares son buenos, ¡¡por fin!! Apple se ha dado cuenta de que los anteriores eran una mie.... Estos nuevos EarPods son buenos, no son una maravilla pero son mejores que los anteriores.

Ya os iré contando las maravillas de mi nueva adquisición. Ahh! por cierto, también se puede hablar por teléfono con otro persona a través de él.

Publicar un comentario