30 septiembre 2009

Mac OS X Snow Leopard (II)

Ya tengo instalado el Snow Leopard en mi ordenador. ¡¡Qué bonito!!

La instalación, como ya puse en el post anterior, la realice desde 0, la secuencia que hice fue la siguiente:

1./ Arrancar el proceso de actualización.
2./ En la primera pantalla coger la opción de "Reiniciar".
3./ Seleccionar el idioma.
4./ Escoger "Utilidades" en el menú superior.
5./ Escoger "Utilidades de Disco".
6./ Borrar la unidad donde queremos instalar el Snow Leopard.
7./ Continuar proceso de instalación.

La instalación de este nuevo sistema operativo de Apple vino a costarme unos 30 minutos, incluido el borrar el HDD donde lo iba a instalar.

¿Qué tiene de nuevo? Pues.... a simple vista nada, salvo el Quicktime, que le han dado una limpieza de cara, el resto de las aplicaciones se han quedado igual, visualmente hablando. El meollo de la cuestión esta por dentro, según dice se ha reescrito la mayor parte del código del sistema operativo, todo ello para adaptarlo a los 64 bits y las nuevas tecnologías de multiproceso.

Problemas.... pues si, he tenido un par de problemillas después de la instalación, pero sin mayor importancia, el iTunes no me reconocía la biblioteca de música del Leopard, mi impresora al tener unos añitos encima ha costado un poco instalarla y poca cosa más.

Mejoras..... parece que el ordenador vaya más rápido, más ágil en determinadas tareas, esto puede ser debido al Snow Leopard, al formateo del HDD con su consecuente limpieza o por simple sugestión. Pienso o me gustaría pensar que es debido al Snow Leopard pero...

Mi experiencia ha sido poca, una tarde y una mañana, conforme vaya encontrando más "pros" o "contras", ya las iré publicando.



Publicar un comentario