23 junio 2009

COBOL, ¡¡Qué viejo soy!!

Realizando mi paseo diario a través de los sitios a los cuales estoy sindicado en el Google Reader, me he encontrado con esta entrada en Microsiervos (la imagen adjunta también es de ellos) que me ha traído viejos recuerdos.

Cuando empecé en el mundo de la informática en serio (nada de trastear en casa con los ordenadores de turno, léase el ZX-81 de Sinclair), el primer lenguaje que aprendí y trabajé fue COBOL en un mainframe de Bull que ocupaba toda una habitación y con la décima parte de potencia que mi actual portátil (que dicho sea de paso, no es ninguna maravilla).
Por aquel entonces, los programas no los escribíamos directamente en la terminal del ordenador si no que los codificabamos en estas hojas y después una vez finalizado los picábamos en la terminal o se lo dábamos a las operadores de terminal (con una velocidad de tecleo muy alta) para que los picaran ellos, dándonos después los listados de los resultados de las compilaciones.

¡¡ Por Dios, que viejo soy !!

Publicar un comentario